El Presidente Luis Abinader supervisa avances en trabajos de encajonamiento de la Cañada Las 800 en Los Ríos

El presidente de la República, Luis Abinader, realizó una inspección el viernes a los avances de construcción que está llevando a cabo la Corporación de Acueductos y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) en la Cañada Las 800, ubicada en el sector Los Ríos en el Distrito Nacional. Esta obra forma parte de un ambicioso proyecto de encajonamiento de cañadas en el Gran Santo Domingo.

El mandatario destacó que, al asumir el Gobierno, se había completado apenas 6 kilómetros de encajonamiento en las cañadas, y desde entonces se ha logrado encajonar 11 kilómetros más, con 40 kilómetros adicionales en proceso. En este sentido, Abinader subrayó la importancia de estas intervenciones para la prevención de inundaciones y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

El director de la CAASD, Felipe Suberví, quien acompañó al Presidente Abinader durante la visita, explicó que la Cañada Las 800 tiene una longitud de 650 metros, de los cuales ya se han encajonado 250 metros hasta la fecha. Está previsto que la obra se complete para finales del presente año o principios de 2024.

Estos trabajos no se limitan a la Cañada Las 800, sino que también abarcan las cañadas de Arroyo Hondo y Villa Marina. La inversión destinada a la ejecución de estas obras supera los 158 millones de pesos, exclusivamente en el tramo correspondiente a Las 800. Además del encajonamiento, se tiene prevista la construcción de un polideportivo en la zona y la demolición de algunas viviendas cercanas para garantizar la seguridad y funcionalidad de la obra.

El Presidente Abinader enfatizó que obras similares se están llevando a cabo en otras regiones del país, como las cañadas de Gurabo en Santiago y El Centro en San Francisco de Macorís, reiterando el compromiso de su administración con la mejora de la infraestructura y la calidad de vida de todos los dominicanos.

Las intervenciones en las cañadas son esenciales para minimizar los riesgos de inundaciones durante la temporada de lluvias, lo que contribuye a la seguridad y el bienestar de las comunidades afectadas.